Estoy confinado

Queridos somnianos:

Supongo que ya se han contado demasiadas historias del covid y que la mía es la menos interesante, pero es cierto lo que digo: llevo varios días confinado a causa del covid. Aún no me he hecho una prueba pcr, porque los servicios médicos públicos están saturados, pero probablemente lo tenga, ya que soy contacto directo de un contagiado. De una contagiada, más bien. Pero bueno, eso da igual.

Estamos los cuatro juntos. Mis hijos, mi mujer y yo. Nos apañamos como podemos. Por suerte, nos encontramos bien. Tenemos a nuestras perras con nosotros, y no hay motivo para pensar que estos días van a ser especialmente duros por estar encerrados en casa. Lo único que verdaderamente echamos de menos es ver a los abuelos, a la familia. Hemos pasado una Nochebuena diferente, solos los cuatro, y en cierta manera ha sido como una premonición, y no me ha gustado nada haber tenido este pensamiento. ¿Os ha pasado a vosotros? ¿No sufrís acaso también imaginando cómo echaréis en falta a vuestros seres queridos cuando ya no estén? Pero no me resignaré. La próxima vez que los vea les diré cuánto los quiero y cuánto les he echado de menos. Y no solo yo, doy fe. Los niños han notado mucho el cambio y la distancia con sus abuelos, sus tíos y sus primos.

¿Sabéis de lo que me estoy dando cuenta? De la experiencia más vieja del hombre: quién es alguien y quién no en tu vida, cuando lo pasas mal, cuando tienes un momento de esos en que eres el que está infectado, el que está encerrado o el que necesita atención. La gente acude a mí incesantemente para pedirme cosas. Me sonríen mientras pueden aprovecharse de mí y me llaman amigo. Pero cuando yo preciso una palabra de cariño o simplemente estoy afectado por algo malo, los supuestos amigos se quedan en nada. Es más, no me ven, no se fijan en mí, ni siquiera les extraña que esté «desaparecido». Uno se da cuenta de que, en realidad, los verdaderos amigos se cuentan con los dedos de una mano. Y sobran dedos… No hace falta que diga que estoy muy decepcionado con algunas personas. Pero sí hace falta que diga que, por contra, estoy gratamente sorprendido con otras: gente que no pensé siquiera que me interesarían por cómo estoy y cómo está mi familia. Seguro que también vosotros habéis pasado por cosas semejantes.

No sé qué más deciros. Llueve fuera, y no tengo ganas ni siquiera de escribir. Pero no me estoy aburriendo. Estoy leyendo El caballero de los Siete Reinos, de George Martin, y me está encantando, no puedo dejarlo. Hoy me lo terminaré. ¡Qué maravilla poder encontrar libros como este! Estos son los verdaderos amigos, los libros. Ellos y Dios. Al final, al final de verdad, un hombre está solo con Dios y con lo que haya aprendido a lo largo de su vida.

¡Que seáis felices en 2022!

Publicado por Somnia

Blog literario y magazine cultural

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Televisión Española Gratis HD

Página para ver la televisión de España (española) gratis!! ✍︎𝐃𝐈𝐒𝐂𝐋𝐀𝐈𝐌𝐄𝐑 Este 𝘣𝘭𝘰𝘨 𝗡𝗢 ocupa NINGÚN canal de televisión propio, sino que se enlazan las páginas en las que se transmiten estos.

SIN PIRULETAS

La "Dolce Vita", en mi blog

A %d blogueros les gusta esto: