Impluvia XI: más de Aristóteles

Menciona también Aristóteles en la Metafísica una idea que me ha resultado iluminadora. Al menos me ha hecho pensar. Dice que el bien y el mal, antes que entenderse como mundos separados o como entidades opuestas que preexisten por sí mismas, deben considerarse cualidades de los seres, y por tanto inexistentes fuera de ellos, al modo que la inteligencia no puede existir fuera del ser inteligente. Su frase exacta es: “el bien y el mal sobre todo reciben el nombre de cualidades que se dan en los seres animados, y entre éstos principalmente en los que tienen voluntad”. Poco antes dice: “este puede ser puesto en movimiento y obrar de tal manera, entonces es bueno; aquel otro de una manera contraria, y entonces es malo”. Me parece a mí que de este modo se entiende mucho mejor la existencia del mal en el mundo, así como del bien (puesto que, desde un punto de vista puramente relativo, tan “extraña” es la existencia del bien como la del mal), ya que no hace falta recurrir a la idea (ficción, salvo que se demuestre lo contrario) de que tanto el bien como el mal son mundos separados (o reinos contrarios que luchan en las cosas, como defendían los maniqueos). Estas concepciones ni responden a las sensaciones ordinarias que tenemos del mundo, ni a las conclusiones a que nos puede llevar la ciencia, y convierten, a la postre, la moral en una cuestión de pertenencias, de afiliaciones, más que en una cuestión de verdad o mentira (si es que las proposiciones morales pueden ser susceptibles de verdad o falsedad). Por otra parte, definir la bondad o la maldad como atributos, como cualidades de las cosas, de los sujetos, nos permite, en cierta manera, comparar a unos individuos con otros y, en otro sentido, también considerar las razones objetivas por las cuales unos sujetos tienen unos atributos y otros otras, y con relación a qué o quién. En este sentido, yo entiendo la frase de Cristo: “Sólo Dios es bueno”; es decir, que sólo Dios tiene todas las cualidades de la bondad perfecta, que no existen fuera de él, y nuestra bondad se mide por comparación con él.

Publicado por Somnia

Blog literario y magazine cultural

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

SIN PIRULETAS

La "Dolce Vita", en mi blog

Car_Carrie

Blog de Viajes, Pasiones & Sentires

A %d blogueros les gusta esto: