Vendrá la Justicia

Puede que viváis una vida llena de lujos, y que cerréis los ojos a las injusticias que cometen quienes están a vuestras órdenes, o aquellos que han ideado sistemas de opresión y enriquecimiento vil sobre los que montáis el palacio de cristal de vuestra falsa prosperidad; siempre entre placeres, siempre entre sirvientes, siempre de acá para allá gozando de todo lo que arrebatáis a los que menos tienen.

Pero vendrá la Justicia y os lo arrebatará todo, y la historia os olvidará y seréis enterrados en la oscuridad.

Puede que creáis que sois superiores a los demás, incluso que os merecéis de verdad estar en la posición en la que estáis, gozando de una vida de comodidades, poder y riqueza, y que podéis mirar a los otros por encima del hombro, incluso humillarlos o, aun peor, dictarles cómo han de vivir, y hasta cuándo han de morir. Puede que estéis convencidos de que todo esto se debe a que sois mejores, más listos y más audaces.

Pero vendrá la Justicia y os lo arrebatará todo, y la historia os cubrirá de estiércol y os convertiréis en polvo, que todos lo pisan y nadie se da cuenta.

Puede que estiméis que nadie puede juzgaros, que juzguéis que no hay Dios y que con vuestra ciencia habéis llegado a conocer todos los secretos del universo, penetrando en la esencia del ser, y que os hayáis convencido de que no debéis dar cuentas a nadie, que no hay bien ni mal y que aquellos que creen que Dios les juzgará son unos estúpidos que no saben nada de vuestra ciencia. Y con vuestra oratoria diréis que el hombre es la medida de todas las cosas, o que el universo es solo producto del azar.

Pero vendrá la Justicia y os lo arrebatará todo, y seréis el hazmerreír de los pueblos venideros, y cuando se mencione vuestro nombre torcerán la vista y negarán con la cabeza, hasta que llegue un tiempo, no muy lejano, en que el universo también os niegue, con el olvido.

Puede que neguéis el derecho del no nacido, y que lo comparéis al tumor que mata o a la piedra del zapato, y que piquéis su carne en frías fábricas o en ignotos laboratorios, para que sirva a otros que se enriquecerán con vuestros asesinatos. Puede que vayáis a contarle a brujos de la mente lo pesada que era la carga de un ser tan inocente y pequeño. Puede que cantéis canciones indignas mientras renegáis de vuestro seno, o que gritéis que solo vosotros sois señores de vuestro cuerpo, un cuerpo que no tiene vuestro corazón ni tiene vuestras venas.

Pero vendrá la Justicia y os lo arrebatará todo, y esparcirá vuestros huesos y órganos para que se los coman las alimañas, para que los buitres os arranquen, trozo a trozo, lo que queda de vuestros restos; entonces la historia os llamará homicidas y se rasgará las vestiduras por un tan enorme, silencioso y demoníaco.

Puede que sigáis jugando a ser dioses, como niños que meten la mano en la boca de sus perros y les pellizcan el lomo, riendo mientras creen que no serán mordidos, y que os devanéis los sesos inventado nuevos juegos en los que creéis tener el control sobre los elementos de la tierra, siempre dominantes, como demiurgos de la materia, sesudos doctores que amamantan al monstruo antes de soltarlo en libertad.

Pero vendrá la Justicia y os lo arrebatará todo, y seréis pasto de los mismos monstruos que llamáis hijos, y los desastres que estáis ayudando a gestar os enterrarán en ceniza ardiente, y os calcinará los huesos, y seréis desechos que lanzan al abismo.

Publicado por Somnia

Blog literario y magazine cultural

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

SIN PIRULETAS

La "Dolce Vita", en mi blog

Nuevo Liderazgo del Siglo XXI

El Nuevo Liderazgo del siglo XXI se basa en la empatía y la colaboración.

Car_Carrie

Blog de Viajes, Pasiones & Sentires

A %d blogueros les gusta esto: