Seguir

Me sincero: me está costando mucho regresar a la normalidad.

Bueno, la frase en sí misma es un sinsentido: ¿qué normalidad? Si lo que existía antes no podrá volver a existir… ¿adónde quiero regresar?

Ahora que lo pienso, me siento peor: no hay ningún lugar al que volver, porque la vida fluye y corre a toda prisa, y lo que se va ya no retorna. El pasado es solo un recuerdo. El pasado es inasible. No podemos meterlo en un bolsillo y llevarlo con nosotros. Se nos escapa como el aire entre los dedos. Se destruye solo, sin que hagamos nada. Y nadie puede reconstruirlo. Intentarlo sería como poner un grano de arena sobre otro, y pretender llegar hasta el cielo poniendo granos sobre granos en una torre infinita e infinitesimal a la vez.

Estoy hundido, roto y vacío. Soy una cáscara de nuez partida al que le han robado su fruto. No sé si seré mejor o peor a partir de ahora, pero seguro que no seré el mismo.

No espero que nadie me ofrezca consuelo. Si alguien me acompaña y me auxilia, mejor, pero no escribo esto con ese fin. Solo estoy desahogándome, arrojando en el escupidero del sonido el dolor que en silencio medra.

No quiero nada, salvo continuar mi camino. Sé adónde me dirijo.

Lo importante no es seguir, sino saber para qué seguir.

Publicado por Somnia

Blog literario y magazine cultural

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

SIN PIRULETAS

La "Dolce Vita", en mi blog

Nuevo Liderazgo del Siglo XXI

El Nuevo Liderazgo del siglo XXI se basa en la empatía y la colaboración.

Car_Carrie

Blog de Viajes, Pasiones & Sentires

A %d blogueros les gusta esto: