La Luna escondia

Le dijo el poeta loco a la Luna:


«Cuando tú callas, yo muero.
Y no porque callas,
sino por lo que te hace callar.
¡No sufres sola en tu firmamento!
Puede haber entre nosotros un infinito,
pero vivimos de la misma luz.
Lo que a ti te apaga,
a mí me deja a oscuras».


Dicho esto, el poeta se sentó bajo un árbol, cogió su lápiz y dibujó a la Luna esquiva que se escondía tras las nubes negras de invierno, para que no se le olvidara su dulce rostro.

Publicado por Somnia

Blog literario y magazine cultural

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

SIN PIRULETAS

La "Dolce Vita", en mi blog

Car_Carrie

Blog de Viajes, Pasiones & Sentires

A %d blogueros les gusta esto: