Soy escritor, y solo escritor

Ha llegado el momento de reconocerlo. Lógicamente, es una buena conclusión, aunque no es la conclusión de todo mi trayecto. ¿Qué quiero decir? Quiero decir que, en algún momento del pasado, pensé que podía hacer muchas otras cosas, y hacerlas bien; cosas relacionadas con mi escritura, pero diferentes en realidad, como publicar vídeos en Youtube, o hacer directo en Twitch, o quizás mantener un perfil de Instagram. De Facebook ya ni hablamos; me lo quité hace tiempo porque fue lo primero que comprobé que no funcionaba. Pero la verdad es que tengo que reconocer que no sé hacer de todo, y no pasa nada, es algo habitual, incluso natural. No tengo una voz seductora ni sé editar vídeos, ni me apetece aprender tampoco. No soy carismático y no me gusta meterme en polémicas. Y carezco de otras cuestiones que quizás sean «intangibles»; esta ausencia me hace poco interesante, eso es así.

Como youtuber, mi experiencia ha sido mala, por improductiva. He hecho muchos vídeos, he tocado varios palos, pero la audiencia nunca ha respondido. En 5 años no he pasado de 375 suscriptores, y eso que le he dado mucha caña y he hablado de todo (literatura, política, series, películas, etc). Dedicar tanto tiempo a algo que no avanza, que no crece, que no tiene respuesta de los espectadores, es muy duro, muy agotador, y empecinarse solo puede considerarse un error. Lo dejo. He ocultado todos mis vídeos, aunque no los he eliminado todavía. Digo adiós, por ahora. No puedo entregar tanta vida a algo que no tiene recompensa.

Como streamer de Twitch, lo anterior multiplicado por mil. He borrado mis vídeos. No hay nada más que hacer. No dedicaré más tiempo a algo que me reporta tan poco beneficio.

Mi perfil de Instagram ya es privado hace tiempo. Y no descarto eliminarlo dentro de un tiempo. Está en mi mente. Es una herramienta inútil para mí, que solo me hace perder el tiempo mirando memes y leyendo estupideces.

En Ivoox tengo un podcast, y si lo mantengo es solo porque quizás algún día me interese grabar algún audio con experiencias de mi vida que puedan serle de utilidad a los demás. Pero como tampoco me escucha casi nadie, y apenas tengo seguidores, es posible que también lo cierre pronto. Por ahorrar energías, más que nada. No os extrañéis que deje de estar publicado o que lo abandone por completo.

Quité mi cuenta de Twitter también. Es la red más absurda y tóxica. La eliminé por completo hace tiempo, lo mismo que Facebook. No me aportaban nada bueno, ni seguidores ni ventas. Y solo servían para perder el tiempo y cabrearme con noticias y artículos estúpidos o directamente molestos.

En cuanto a mi canal de Telegram, se mantendrá privado a partir de ahora y eliminaré a todos aquellos que no reaccionan ni aportan nada, o que yo vea que no son buenos para el canal. Si queréis formar parte de él, podéis hacerme unas solicitud a través del siguiente enlace, y yo decidiré si os acepto a no:

https://t.me/+UacCfV6j964xOGE0

Así, cuantas menos distracciones tenga, más podré centrarme en escribir, que es lo que de verdad sé hacer. Es lo que de verdad me reporta felicidad mientras lo hago. Y, como todos, quiero ser feliz. Tampoco hace falta mucha más explicación.

Esto no es un reproche para nadie, ni para ti que me lees ahora, ni para nadie más, ni siquiera para mí. Nadie tiene obligación de verme, escucharme o leerme. El mío es un producto más, como millones, y, si no interesa, no se consume y punto. Es el juego libre de la inteligencia y la comunicación. Por eso, no es sensato querer hacer de todo, porque nadie controla y domina todas las habilidades. Es mejor centrarse en algo concreto que se te da bien. En mi caso, escribir. Puede que no sea el mejor, pero no necesito serlo; soy bueno, cuento buenas historias y creo que lo hago con un lenguaje elegante y elocuente. No busco otra cosa más que entretener, y eso ya sería suficiente logro.

En las próximas semanas, mi voluntad es avanzar bastante con Balada Oscura, aislarme del mundo y dedicar mi tiempo a mi familia, mi literatura, mis amigos y mi perra. Desapareceré de las redes (más o menos) para no despistarme ni frustrarme. Doy las gracias a todos los que me han seguido.

Supongo que esto también es un paso más en mi propio crecimiento interior. Ahora comprendo mejor aquel refrán español que dice que «quien mucho abarca, poco aprieta». Ahora, a finales de septiembre de dos mil veintidós, os digo hasta luego y dejo vivo únicamente este blog como medio de comunicación directa y continua con vosotros. Aquí sí me seguiréis viendo y leyendo casi a diario, porque es mi método natural de expresión: la palabra escrita.

¡Seguiremos en contacto, amigos!

Publicado por Somnia

Blog literario y magazine cultural

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

SIN PIRULETAS

La "Dolce Vita", en mi blog

Nuevo Liderazgo del Siglo XXI

El Nuevo Liderazgo del siglo XXI se basa en la empatía y la colaboración.

Car_Carrie

Blog de Viajes, Pasiones & Sentires

A %d blogueros les gusta esto: