El Maestro de los Vientos

Queridos amigos, dear friends: Estéis donde estéis. ¿Os gusta la poesía y la prosa poética? ¿Os gusta lo sencillo, lo breve, pero no por ello menos profundo? ¿Sois de los que preferís diez minutos de lectura bien aprovechados, antes que una hora de lectura ligera y sin sustancia? Entonces estáis de enhorabuena. Ya podéis adquirirSigue leyendo «El Maestro de los Vientos»

Dos poemas de Rabindranath Tagore

Dos poemas, pero podrían ser miles. Dos entre muchos, ni siquiera los mejores. Dos poemas para una tarde de domingo. Dos poemas para un recuerdo de amor. Yo os los regalo hoy, estéis donde estéis, como Tagore nos los regaló antes a todos, como me los regaló a mí, como los sembró en lo másSigue leyendo «Dos poemas de Rabindranath Tagore»

Y los sueños, sueños son

Es verdad; pues reprimamos esta fiera condición, esta furia, esta ambición por si alguna vez soñamos. Y sí haremos, pues estamos en mundo tan singular, que el vivir sólo es soñar; y la experiencia me enseña que el hombre que vive sueña lo que es hasta despertar. Sueña el rey que es rey, y viveSigue leyendo «Y los sueños, sueños son»

Vocación de playa

Frente al océano inmenso, abandoné  el camino por el que reptaba, y allí tomé asiento, sobre una piedra. Las horas pasaban despacio, y yo contemplaba las aguas, hipnotizado por su vaivén espumoso. Allí, frente al mar sin límites, trataba de medir tu cercanía, pues te buscaba a ti, el Escondido, y la tierra entera habíaSigue leyendo «Vocación de playa»

Así mueren los poetas

Este vulgar y sencillo poemita fue un regalo del aclamado poeta romántico Iulius De Vrier, barón de Riscots, a un escritor amigo suyo, cultivador del indigno arte del vodevil, de nombre Butts o Rutts, cuyas obras se han perdido, conservándose del mismo tan solo algunos retales y testimonios como éste. Este singular hallazgo se debióSigue leyendo «Así mueren los poetas»

La cítara triste

«Hay un lugar donde no hay intermediarios ni fronteras ni distancias. Hay un lugar donde se acaban las palabras y comienzan los susurros, los roces y los silencios. Hay un lugar donde las almas se encogen y se petrifican los recuerdos y se mecen los sentidos, dominadores del éter. Hay un lugar donde no tieneSigue leyendo «La cítara triste»

SIN PIRULETAS

La "Dolce Vita", en mi blog

Car_Carrie

Blog de Viajes, Pasiones & Sentires